Table of Contents Table of Contents
Previous Page  12 / 33 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 12 / 33 Next Page
Page Background

Julio -Septiembre

12

En Profundidad

Tipo efectivo de gravamen:

En el contexto de una inversión y en ausencia de infla-

ción, el

tipo efectivo de gravamen nominal

se define

como el cociente entre la cuña impositiva C

f

y la rentabili-

dad real antes de impuestos

Y respecto del tipo efectivo de gravamen real

suele definirse como

Dos herramientas que resultan muy útiles para los exper-

tos en su tarea de asesoramiento en materia de planifica-

ción fiscal son los modelos de simulación y los análisis de

sensibilidad basados en estos modelos.

Un modelo de simulación tiene como objetivo replicar

características y comportamientos propios de un sistema

real pero mediante un modelo artificial. En el caso de la

planificación fiscal los modelos de simulación de resulta-

dos (indicadores básicos para adoptar decisiones en esta

materia) son, en general, sencillos ya que número de

variables a considerar es reducido, mientras que la esta-

bilidad del sistema (la estructura de los impuestos)

bastante elevada. Básicamente estos modelos de simula-

ción pueden clasificarse bajo tres criterios. De acuerdo

con el primero tendríamos: i)

modelos estáticos

, que no

tienen en cuenta explícitamente la variable tiempo, y

suponen una representación en un momento particular

del tiempo; y ii)

modelos dinámicos

, que tratan las interac-

ciones que varían con el tiempo. En segundo lugar, pode-

mos distinguir entre: i)

modelos continuos

, en los que las

relaciones funcionales entre las variables del sistema sólo

permiten que el estado evolucione en el tiempo en forma

continua, o matemáticamente que el estado cambia en

infinitos puntos de tiempo; y ii)

modelos discretos

, en los

que las relaciones funcionales del sistema sólo permiten

que el estado varíeen un conjunto finito (numerable) de

valores del tiempo. Las causas instantáneas de los

cambios de estados se denominan

eventos

. Finalmente,

de acuerdo con una tercera clasificación, como veremos

en el epígrafe siguiente, hay que considerar la existencia

o no de incertidumbre.

Por otra parte, los análisis de sensibilidad pueden

utilizarse para calibrar cómo reacciona el resultado de

una simulación ante cambios en el valor de sus paráme-

tros. Es una herramienta útil para determinar el nivel de

confianza del resultado y ayuda al evaluador a entender,

mediante la experimentación con una amplia gama de

valores, cuan óptima es la decisión. El análisis de sensibi-

lidad puede ofrecer información sobre el resultado en

situaciones más probables o alternativamente en situacio-

nes extremas. En este tipo de simulaciones el evaluador

debe definir los escenarios para los que realizar los

cálculos, y ésta elección condiciona la utilidad del análisis.

3.- Planificación en un contexto con incertidumbre

De acuerdo con una tercera clasificación los modelos

de simulación pueden ser: i)

modelos determinísticos

, en

los que las variables no varían de forma aleatoria. Estos

modelos no contienen incertidumbre. Se suponen relacio-

nes exactas para las variables que definen un escenario.

Y el resultado del modelo viene determinado por las

relaciones de las variables y el valor prefijado de éstas

con anticipación.Y, ii)

modelos estocásticos

, en los que al

menos una de las variables del modelo es aleatoria, o

está descrita por una distribución de probabilidad, de

forma que el resultado del modelo también es una varia-

ble aleatoria. En muchas ocasiones varias variables, que

además pueden estar relacionadas, pueden cambiar

siguiendo distintas distribuciones de probabilidad.

En sufamosa carta del 13 de noviembre de 1789

Benjamin Franklin le comunicaba a Jean-Baptiste Leroy

que la nueva Constitución de Estados Unidos había sido

establecida y que todo hacía prever que sería duradera,

aunque reconocía que

en este mundo nada es cierto

excepto los impuestos y la muerte

. Aunque se trata de

una cita muy reconocida, el nivel de certidumbre de los

impuestos no es tan alta. En realidad, su magnitud

(aunque no tanto su existencia) es bastante incierta.

Los reguladores desoyen la sabiduría hacendística de

que un

impuesto viejo es un impuesto bueno

, y tenemos

cambios tributarios permanentes, y en algunos casos con

cierto grado de retroactividad. Como afirmaba ya en 1931

Robert Quillen

3

“una diferencia entre la muerte y los

impuestos es que la muerte no empeora cada vez que se

reúne el parlamento”.

Así, las simulaciones de los modelos de análisis fiscal

para que resulten útiles pueden ser en ocasiones deter-

minísticos y estáticos, pero habitualmente es recomenda-

ble utilizar modelos dinámicos y de carácter estocástico,

ya que existe incertidumbre sobre el estado de diferentes

elementos impositivos. En este sentido, la toma de deci-

siones con un componente fiscal se realiza habitualmente

en contextos en los que:

En Profundidad

3. En "Paragraphs" Lincoln Star (Nebraska), 6 de abril de 1931.

Indicadores y herramientas de planificación fiscal

en un entorno con incertidumbre