Table of Contents Table of Contents
Previous Page  10 / 36 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 10 / 36 Next Page
Page Background

Febrero - Marzo 10

Enero - Junio

10

que serán imponibles en el futuro. Sin duda, la nueva

Ley 27/2014 amplia el catálogo de diferencias

permanentes y temporarias, de las que destacaremos

algunas resultantes de determinadas reglas de

imputación temporal y de gastos no deducibles.

También debe tenerse en cuenta que el cómputo de la

propia magnitud del Impuesto sobre Sociedades deba

contemplar, ya no solamente el cálculo del impuesto

respecto del resultado del ejercicio 2015, sino también

los ajustes respecto de los activos y pasivos por

impuesto diferidos relativos a ejercicios anteriores, que

revertirán fiscalmente al nuevo tipo impositivo general

(28% para el 2015 y 25% a partir de 2016) que

deberán ajustarse contablemente

(1)

.

La definición y determinación de la base imponible se

mantiene, no obstante, como en la normativa anterior,

siendo el método de determinación principal de la base

imponible el de estimación directa:

Base Imponible = Resultado Contable ± Ajustes -

<B.I. Negativas>

Ciertamente en esos ajustes, aparecerán por primera

vez disminuciones de la base imponible referidas a la

Reserva de Capitalización y a la Reserva de Nivelación

(que supone un diferimiento del impuesto), y asaltan

precisamente dudas, como primer ejercicio de

“transición” al próximo ejercicio 2016, en cuanto a la

aplicación de la Reserva de Nivelación para Pymes

(empresas de reducida dimensión cuya cifra de

negocios sea inferior a 10.000.000

),

respecto a su

aplicabilidad y a partir de qué cifra de base imponible

sería aplicable en este ejercicio 2015, y que pudiera

derivar en una de las sorpresas en este primer año de

aplicación y de transición del tipo impositivo general

del 30% al 28%, hasta situarse al tipo general del 25%

a partir de 2016.

Alguna interpretación por parte de

la Administración Tributaria en el sentido que en el

ejercicio 2015 solamente será de aplicación dicha

reserva a partir de los 300.000

de base

imponible, puesto que es a partir de ese tramo que

se le aplica ese “tipo general”, y no sería hasta

2016 que el tipo general, ya en el 25%, sería

aplicable en todo el tramo de base imponible.

Y también, antes de reflejar aquellos ajustes que van a

provocar mayores distancias entre resultado contable y

la base imponible, tal como comentábamos, debere-

mos configurar y aplicar de forma práctica los nuevos

criterios en el primer cierre contable y fiscal del ejerci-

cio 2015. Por lo que, de entrada, es relevante desta-

car, en cuanto a la propia definición del hecho imponi-

ble, aquellas sociedades que puedan ser consideradas

patrimoniales, así como la propia definición de activi-

dad económica de carácter general, y la de arrenda-

miento de inmuebles, conceptos que quedan incorpo-

rados en la nueva Ley, puesto que de dicha concep-

tualización, se van a desprender circunstancias rele-

vantes a tener en cuenta:

1.1.- DEFINICIÓN DEL CONCEPTO DE ACTIVIDAD

ECONÓMICA

El artículo 5 de la Ley 27/2014, entiende con carácter

general que se desarrolla una actividad económica

cuando hay ordenación por cuenta propia de los

medios de producción y de recursos humanos, o de

uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la

producción o distribución de bienes o servicios.

Y cuando la sociedad desarrolle la actividad de

arrendamiento de inmuebles, para que sea considera-

do actividad económica, deberá haber, al menos, una

persona con contrato laboral y jornada completa, sin

que sea necesario que deba existir un local exclusivo

para realizar dicha actividad. Debe mencionarse

asimismo que el análisis de la existencia de actividad

económica, se realizará, en su caso, a nivel de grupo

mercantil. Al respecto es relevante, que aunque el

legislador ha creído oportuno que no sea necesario

disponer de un local destinado exclusivamente para la

gestión del arrendamiento, sigue siendo necesario en

el ámbito del Impuesto sobre Sucesiones y Donacio-

nes para que se considere actividad económica.

Por ello cabe reflejar la contradicción existente ante el

cambio que se produce en el ámbito del IS, respecto

de dichos requisitos, con los existentes en otros im-

puestos,

que conllevará en la práctica una restric-

ción de las bonificaciones de la empresa familiar

en el ámbito del Impuesto sobre Sucesiones y Do-

naciones, si solamente se cumplen los requisitos

pretendidos en la nueva Ley respecto de aquellas

empresas que desarrollen actividades dedicadas al

arrendamiento de bienes inmuebles.

Muy Práctico

En Profundidad

IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES:

Aspectos Clave en los Ajustes Fiscales en el Primer Cierre

Contable del Ejercicio 2015 de Acuerdo con la Ley 27/2014

(1) Para los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2008, el registro y valoración del gasto por impuesto sobre beneficios regulado en la norma de

registro y valoración 13.ª Impuestos sobre beneficios (NRV 13.ª) del PGC, sigue basándose en el método de la deuda pero emplea una sistemática dife-

rente, el denominado enfoque de balance. Por ello es necesario establecer los criterios para contabilizar el gasto por impuesto sobre beneficios siguiendo

la nueva metodología, mediante el desarrollo de la NRV 13.ª del PGC y, al mismo tiempo, recoger y aclarar los criterios incluidos en las consultas sobre

esta materia publicadas en el «Boletín del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas» (BOICAC) (Resolución de 9 de Febrero de 2016, del ICAC,

por el que se desarrollan las normas de registro, valoración y elaboración de las cuentas anuales para la contabilización del Impuesto sobre beneficios).