Table of Contents Table of Contents
Previous Page  12 / 38 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 12 / 38 Next Page
Page Background

Julio - Octubre

12

Actualidad

En general, los conocidos por la doctrina como

com-

plicance costs

para los obligados tributarios sufrirán

un nuevo aumento.

Además, téngase en cuenta que los técnicos de la

OCDE y los políticos del G-20 que elaboran e impul-

san el “Plan de Acción BEPS”, no entran en los

“detalles” jurídicos y prácticos de su introducción en

los ordenamientos nacionales, mas el principio de

legalidad tributaria (artículo 8 de la Ley General Tri-

butaria) va a obligar a integrar las propuestas del

Plan de Acción BEPS en normas domésticas

38

, con

los subsiguientes problemas de implementación e

interpretación jurídica

39

.

En otro orden de cosas, para estimar el futuro de la

Iniciativa BEPS, es difícil saber, por un lado, cuánto

hay de retórica en estos Informes y textos normati-

vos y cuánto de realidad, pues los mismos Gobier-

nos que postulan una tributación más elevada de las

EMN

40

, no cesan, por otro lado, de ofrecer nuevos

incentivos fiscales (por poner un ejemplo, reciente-

mente, en materia de

patent box,

lo cual explica,

asimismo, su incorporación a la Agenda BEPS, ver

arriba), cuyas beneficiarias directas son las EMN y,

por otro lado, en el ámbito de la UE, continúa la re-

sistencia a la aprobación de normas de Derecho Tri-

butario anti-fraude, como ha demostrado, la reciente

modificación de la Directiva de imposición mínima

sobre el ahorro.

Por ello, conviene reiterar que, en el estado actual

del Derecho Internacional Público, la única forma

pragmática de luchar contra las estrategias BEPS es

convertir el intercambio de información automática

internacional en obligatorio, mediante creación de

Bases de Datos fiscales compartidas, el fin de cual-

quier secreto bancario o mecanismo de anonimato

fiscal y la ampliación de los instrumentos de asisten-

cia mutua y recaudatoria internacionales.

Esta es también la línea más reciente de la OCDE y

la que única configuramos como operativa, siempre

que vaya unida a una mayor seguridad jurídica y a la

posesión de los correspondientes medios tecnológi-

cos e informáticos.

Además, las EMN no son las únicas “culpables”; es

más, cabe señalar que la creación y proliferación de

regímenes fiscales especiales y de gastos fiscales

de otro tipo por las AATT nacionales no hace sino

complicar el sistema tributario y fragmentar el mis-

mo, favoreciendo el desarrollo de mecanismos de

arbitraje internacional y de “planificación” fiscal inter-

nacional.

La EMN no es la culpable exclusiva de la

“planificación fiscal agresiva”, en muchos casos, la

adopción de estas estrategias ha sido incentivada

por las Políticas Fiscales nacionales dirigidas a be-

neficiarse de los regímenes fiscales especiales y de

los incentivos tributarios puestos para atraerla, ni

tampoco es contraria a un modelo de fiscalidad in-

ternacional más cooperativo entre las AATT y que

conlleve que pague su justa parte en cada una de

las jurisdicciones nacionales donde se produzca la

cadena de valor

41

.

Al final, como siempre, sólo la existencia de una Au-

toridad Tributaria internacional podrá suplir los múlti-

ples problemas que conlleva la era post-BEPS

(además de los costes de adaptación e indirectos

que toda nueva normativa produce) y la pervivencia

de jurisdicciones “oscuras”, sin sancionar efectiva-

mente su conducta de

free riders,

pero tampoco po-

demos ser pesimistas, pues hace pocos años,

¿alguien hubiera apostado por la generalización del

intercambio de información tributaria?

38. Tal y como ya sucede, por ejemplo, con los textos legales dede Reforma Fiscal,

recientemente aprobados por el Gobierno español, donde específicamente se atribu-

yen a la BEPS, las causas que justifican determinadas disposiciones reformadoras.

39. OECD (2014, 2).

40. FINANCIAL TIMES (2013).

41. El reciente asunto “LuxLeaks” manifiesta a las claras la connivencia de Gobier-

no, auditoras, asesores y EMN para minorar la carga tributaria.

" ... sólo la existencia de una Autoridad

Tributaria internacional podrá suplir los

múltiples problemas que conlleva la era

post-BEPS (además de los costes de

adaptación e indirectos que toda nueva

normativa produce) y la pervivencia de ju-

risdicciones “oscuras” ... "

Actualidad

La Conclusión del Plan de Acción de BEPS y el Futuro de la Fiscalidad Internacional.

Algunas Reflexiones